5 claves para organizarte si trabajas desde tu casa

5 claves para organizarte si trabajas desde tu casa

En los últimos años, el teletrabajo ha aumentado de manera significativa su popularidad y cada vez son más las personas que deciden trabajar desde la comodidad de sus hogares. Esto teniendo en cuenta que además de ahorrar dinero en transporte y en ropa, el teletrabajo les brinda la posibilidad de estar pendiente de las cosas del hogar y de sus seres queridos, mientras trabajan.

No obstante, el teletrabajo también tiene algunos negativos que hay que evitar. Como, por ejemplo, estar demasiado tiempo conectado, malgastar el tiempo en actividades que no tienen nada que ver con el trabajo y disminuir la productividad. Por esta razón, a continuación, queremos darte a conocer algunas claves que te serán de gran ayuda para organizarte de manera adecuada si trabajas desde tu casa y así conseguir excelentes resultados en cada uno de tus proyectos.

Prepárate por si falla el internet

Si por alguna razón te quitan el internet, no te desesperes. lo primero que necesitas hacer es pensar si en ese instante realmente necesitas estar conectado o si puedes ir realizando otras tareas offline, es probable que tengas algo importante que hacer y puedas aprovechar ese tiempo para adelantar. Ahora, nunca está de más que tengas guardados en tu computador documentos con información relevante de las tareas que vas a realizar, ya que si falla el internet puedes acudir a estos documentos e informarte sobre lo que necesitas hacer y no parar tus labores.

En caso de que dependas exclusivamente del internet y que no puedas hacer nada sin este, lo único que te queda es esperar a que este se arregle. Eso sí, este tiempo lo puedes aprovechar para compartir con las personas que están a tu alrededor, hacer alguna tarea del hogar, salir un rato para despejarte y descansar. Así cuando vuelvas conectarte habrás renovado tus energías para continuar sin problemas con tus labores.

Establece un horario

Procura no trabajar más de lo establecido, puede que quieras adelantar un poco de trabajo para terminar lo antes posible y eso está bien, pero tampoco puedes pasar todo el día en frente de tu computador. De igual manera, evita a toda costa malgastar tu tiempo y dejar acumular demasiado trabajo, ya que después deberás sacar tiempo de donde no tienes para terminar tus labores en el tiempo establecido y probablemente te estreses mucho más. Incluso, en el peor de los casos puede que no alcances a terminar y debas pedirle a tu jefe que te extienda un poco el plazo de entrega, lo cual, lo puede llegar a enojar. Así que ten mucho cuidado con este punto y aprovecha tu tiempo al máximo para que no tengas ningún inconveniente.

Cambia de locación cada vez que puedas

Sin duda, una de las mayores ventajas que ofrece el teletrabajo es que puedes trabajar desde cualquier lugar, así que si tienes la posibilidad desplázate hacia otros lugares. Esto te ayudará a relajarte, a despejar tu mente y disfrutar de lugares hermosos mientras trabajas. Recuerda que si te quedas demasiado tiempo en un mismo lugar corres el riesgo de estresarte demasiado y sentirte bloqueado por momentos, por lo que viajar puede ser una excelente opción para refrescar tu mente, pensar con cabeza fría y buscarle una solución adecuada a cada una de las dificultades que tengas en la realización de tus tareas.

Algo que puedes hacer, es recortar un poco tus gastos y utilizar este dinero para viajar. Una buena opción es contactar a amigos o familiares que tengas en otras ciudades y quedarte en sus casas por unos días, o si lo prefieres puedes viajar de manera independiente y trabajar desde un restaurante u hotel.

Crea tu propia rutina de trabajo

Es muy importante que tengas una agenda con cada una de las actividades que necesitas realizar en cada jornada laboral y el tiempo que tienes disponible para terminar. Pues de este modo, serás mucho más consciente de tus responsabilidades y harás todo lo que esté a tu alcance para cumplir satisfactoriamente con tus objetivos.

Por otra parte, es fundamental que al momento de realizar tu agenda tengas en cuenta la importancia de cada tarea y el orden en que necesitas entregarlas. Así no correrás el riesgo de confundirte y trabajar en proyectos que no son tan urgentes. Del mismo modo, ten en cuenta que en algún momento puedes tener problemas para realizar de manera adecuada una labor, así que intenta destinar un poco más de tiempo a las tareas más complicadas y comiénzalas con harto tiempo de anticipación para que puedas resolver todas tus dudas, y, sobre todo, para que puedas terminarlas a tiempo.

Evita perder la comunicación con las personas que te rodean

Aunque tengas mucho trabajo, intenta alejarte un poco del computador y aprovechar varios momentos del día para conversar con tus seres queridos. Esto permitirá mantener una buena comunicación con ellos y estar pendiente de las cosas que les suceden y ayudarlos en todo lo que necesiten.

Por otro lado, ten presente que el hecho de estar trabajando no significa que te tengas que alejarte de todos los que te rodean mientras haces tus tareas. No tienes a tu jefe encima que esté controlando tus tiempos y vigilando cada uno de tus movimientos, entonces intenta programar tu agenda de tal forma que puedas destinar algunos momentos del día para compartir con tus familiares, con tu pareja o con tus amigos, Esto lo puedes tomar como pequeñas pausas activas, donde te olvidas por un rato de lo que estás haciendo, te ríes un rato, te relajas y recuperas energías para seguir haciendo de manera adecuada cada una de tus labores.

Sin embargo, si vives solo y lejos de tus amigos o familiares, puedes sacar un espacio para llamarlos y contarles como va tu día. También puedes invitarlos para que te acompañen y compartir un buen momento con ellos, y en tus ratos libres salir con ellos para que te despejes y de paso disfrutes un poco más de todos los sitios maravillosos que tiene tu ciudad.

Deja un comentario