7 consejos para una entrevista de trabajo de gerentes de recursos humanos

7 consejos para una entrevista de trabajo de gerentes de recursos humanos

Si estás aspirando a un puesto de gerente de recursos humanos lo más recomendable es que te informes sobre las principales aspectos o requisitos que los reclutadores buscan para este perfil. Pues de este modo, podrás preparar mejor tu entrevista y te sentirás mucho más seguro al dar tus respuestas, aumentando así tus probabilidades de ser aceptado para ocupar dicho cargo.

Así que si deseas saber qué necesitas tener en cuenta para una entrevista de este tipo, te invitamos a echar un vistazo a la información que te presentamos a continuación.

Evita extenderte demasiado en tus respuestas

Si bien es cierto que necesitas demostrarle al reclutador que estás muy bien preparado para ocupar el cargo y ofrecerle respuestas detalladas, esto no significa que debas hablar demasiado. Recuerda que lo más importante es que des respuestas concretas que le brinden al reclutador la información necesaria para resolver su pregunta.

Ya que, de esta manera, el reclutador no solo podrá conocer mejor tu perfil como profesional, sino que también podrá darse cuenta que sabes escuchar y seguir instrucciones al momento de responder una pregunta. Así tendrá una muy buena imagen de ti y se dedicará a estudiar más a fondo tu currículo para contratarte.

Por otra parte, evita a toda costa que el reclutador se vea obligado a interrumpirte para continuar con las preguntas, pues es posible que esto lo haga enojar un poco y que genere una imagen negativa de ti. Así que limítate a contestar únicamente lo que te preguntan y si sabes que algún dato puede marcar la diferencia y le puede interesar mucho a la persona que te está entrevistando, menciónalo, pero no hables más de la cuenta.

Escribe una buena carta de presentación

Ten presente que para este documento además de hacer un breve resumen de tu hoja de vida, necesitas mencionar los aspectos que te convierten en un excelente candidato para ocupar dicho cargo. Por esto, es muy importante que menciones tus habilidades, los logros que has alcanzado a lo largo de tu carrera, y tu experiencia en esa área de trabajo. Claro está, que es fundamental que seas completamente honesto con la información que colocas en este documento, pues es muy posible que la persona que te entreviste quiera comprobar que todo lo que escribiste allí es cierto, y considere hacerte algunas pruebas.

Sé educado

La mayoría de los reclutadores analizan muy bien el comportamiento del aspirante, su vocabulario, y sus gestos, así que ten mucho cuidado con este punto porque puede ser decisivo al momento de contratarte. Esto considerando que los reclutadores aparte de buscar a alguien que tenga los conocimientos y la experiencia para ocupar el puesto, buscan a alguien que tenga buenos modales y que se pueda llevar muy bien con el resto del equipo.

En caso de que recibas un comentario negativo o que no te agrade mucho por parte del reclutador, evita enojarte o responderle de mala manera. Respira profundo y piensa con cabeza fría para ofrecer una buena respuesta y así conseguir que cambie su opinión sobre ti. Ten presente que en muchos casos esto se hace para probar a la persona y saber cómo puede reaccionar ante este tipo de situaciones.

Sé puntual

Para empezar, no hay necesidad de que llegues a la entrevista demasiado temprano, con solo 5 o 10 minutos de anticipación será suficiente. Recuerda que, si llegas muy rápido, el entrevistador puede sentir que lo estás presionando a que te entreviste lo más pronto posible y esto puede poner en riesgo tu aceptación. De igual manera, evita llegar tarde pues esto puede causar que el entrevistador se enoje e incluso que desista de hacerte la entrevista. Ahora si tienes una buena excusa puedes intentar hablarlo y conseguir que el entrevistador entienda tu retraso.

Eso sí, evita sacar excusas como “no pensé que tardaría tanto en llegar” o “tardé mucho en encontrar el lugar” con esto solo conseguirás que el reclutador piense que no estás preparado para el cargo y que, si te contrata, probablemente continúes llegando tarde.

Prueba que eres el mejor para ocupar el cargo

Unos días antes de la entrevista, investiga por tu cuenta las principales preguntas que se hacen en una entrevista de gerentes de recursos humanos para que tengas una idea más clara de lo que te vas a enfrentar. Así mismo, ingresa al sitio web de la compañía para echar un vistazo al perfil de las personas que trabajan allí, las políticas de la empresa, la misión, la visión, el trabajo que se lleva a cabo allí, etc. De igual manera, profundiza tus conocimientos en el campo, lee un poco sobre las últimas tendencias y si tienes la posibilidad asesórate con un experto para que resuelva todas tus dudas respecto al trabajo.

Sé completamente honesto

Si te hacen preguntas sobre un tema que no dominas, no temas en decir que no sabes la respuesta y que no quieres hablar de algo que no tenga nada que ver. Es mucho mejor que digas que no sabes que intentes confundir al entrevistador con una respuesta falsa, pues si en algún momento él quiere probar tus conocimientos se dará cuenta de que le mentiste y automáticamente quedarás fuera del proceso de selección. Ten presente que los reclutadores no están buscando a una persona perfecta, sino alguien que tenga buenos conocimientos, experiencia suficiente, buena actitud y sobre todo que esté dispuesto a dar lo mejor de sí para que la compañía progrese.

El tono de voz es importante

Asegúrate de que el entrevistador te escuche perfectamente y que entienda todo lo que le dices. Esto le permitirá notar que estás muy seguro de ti mismo y de lo que sabes, y que tienes un gran interés por ser parte de la compañía. En caso de que tu tono de voz sea muy bajo intenta hablar un poco más duro, pero sin exagerar, e intenta hablar lo más claro posible para que el reclutador entienda perfectamente tus respuestas.

Deja un comentario