Cómo los reclutadores interpretan tu currículum: Todo lo que necesitas saber

Cómo los reclutadores interpretan tu currículum Todo lo que necesitas saber

La mayoría de las personas que buscan empleo gastan mucho tiempo redactando sus hojas de vida, dándole mayor importancia a sus habilidades y experiencia laboral para que los reclutadores las consideren para la entrevista. Sin embargo, en la mayoría de los casos los reclutadores no prestan mucha atención a la experiencia y a los conocimientos que tiene el candidato, sino que se fijan más en las ventajas que esa persona le puede traer a la compañía con su trabajo.

Por esta razón, es de vital importancia que las personas antes de preocuparse porque su currículum esté bien organizado y tenga información, se aseguren de adaptarlo a lo que está buscando el reclutador. Pues así podrán llamar mucho más la atención y tener mayores posibilidades de ser aceptados.

En este sentido, a continuación, queremos darte a conocer varios puntos que los reclutadores tienen en cuenta al momento de revisar un currículum.

Tipo de empleado

Es muy importante que antes de colocar en tu currículum si estás desempleado, si eres empleado temporal o permanente, que revises el tipo de contrato que se especifica en el anuncio. Pues dependiendo te este sabrás el tipo de empleado que está buscando el reclutador y así ofrecerle una solicitud de empleo mucho más atractiva.

Por ejemplo, si te quieres postular a un trabajo donde se ofrece un contrato indefinido evita colocar en tu currículum que tu último trabajo o tu trabajo actual fue temporal o por prestación de servicios. Esto considerando que para los reclutadores la disponibilidad del candidato es muy importante y si notan que tus contratos han sido a corto plazo probablemente crean que no dispones de mucho tiempo para trabajar en la compañía. En caso de que efectivamente tu último trabajo hayas tenido con contrato temporal, lo mejor es que omitas esa parte y que menciones únicamente el cargo que desempeñaste y el tiempo que trabajaste en ese lugar.

Edad

Hay muchas empresas que tienen establecido en sus políticas recibir únicamente personas que estén dentro de un rango de edad determinado. Así que antes de enviar tu currículum revisa muy bien el anuncio y asegúrate de cumplir con este requisito. Ahora si no se específica este dato en el anuncio puedes estar un poco más tranquilo y postularte sin problema.

Por otro lado, cabe mencionar que el requisito de la edad a veces no es tan indispensable para los reclutadores, pues prestan mayor atención a la experiencia que tiene el candidato, a sus logros profesionales, a sus conocimientos y a los beneficios que puede traer a la compañía.

Si te vas a postular a un empleo y quieres salir de la duda, lo mejor es que contactes a alguno de los empleados de la entidad y le preguntes por esta política, de este modo, sabrás si tienes posibilidades o no. En caso de que no tengas la posibilidad de contactar a alguno de los empleados para preguntarle, consulta en el sitio web de la compañía los perfiles de los miembros y mira qué edad tienen.

Redes sociales

Verifica que las redes sociales que incluyas en tu currículo tengan información actualizada y que concuerde perfectamente con los datos que colocaste en este documento. Si es necesario, cambia tu foto de perfil por una donde se vea perfectamente tu rostro, pon tu nombre completo, e incluye información sobre tus últimos empleos y los estudios realizados. Ten presente que para muchos reclutadores es fundamental conocer un poco más a los aspirantes para tomar una decisión, y por esto les gusta aumentar la información accediendo a las redes sociales de este.

De igual manera, cabe mencionar que las redes sociales les permiten a los reclutadores confirmar que los datos que incluyó el aspirante en su currículum son verdaderos y que es una persona confiable. Por que te recomendamos tener mucho cuidado con este punto, ya que puede ser crucial al momento de aceptarte en el empleo.

Por lo general, las redes sociales que se incluyen en un currículum son LinkedIn, Facebook y Twitter. Si quieres puedes incluir las tres y tu correo electrónico, o si no deseas dar a conocer esta información, por lo menos incluye tu perfil de LinkedIn. Pues esta es la red social a la que normalmente acceden los reclutadores.

Últimas tendencias

Intenta actualizarte constantemente sobre las últimas tendencias de tu área de conocimiento y estúdialas muy bien para que puedas mencionarlas sin problema en tu currículum. De este modo, conseguirás que el reclutador note que te gusta estar actualizado y que si decide contratarte ayudarás a que la empresa mejore cada día más y se adapte a los cambios que se van presentando en el mundo. Así que evita desperdiciar tu tiempo y estudia todo lo que puedas para que al momento de una prueba puedas sorprender al reclutador y conseguir el puesto que tanto deseas.

Otro punto importante, es que al incluir tus habilidades en informática tengas en cuenta las últimas versiones de los programas más conocidos. Si es necesario, actualiza tu computador e intenta estudiar estas herramientas informáticas a fondo para que puedas colocarlas en tu currículum.

Igualmente, en internet puedes encontrar muchos cursos gratuitos donde te enseñan a manejar estos programas de manera adecuada. Entonces si tienes dudas sobre estos programas o no los conoces a fondo, un curso virtual puede ser una muy buena opción para ti.

Experiencia

Si bien es cierto que en ocasiones los reclutadores prefieren fijarse en otros puntos, la experiencia siempre tiene gran relevancia al momento de contratar. Por esto, es fundamental que la incluyas en tu currículum, eso sí, evita mentir, coloca los años exactos que tienes de experiencia. Pues es posible que en la empresa decidan contactar las entidades que mencionas para confirmar que es cierto lo que dices.

Si no tienes la experiencia que se específica en el anuncio, no te desanimes. Esfuérzate por hacer un currículum lo más atractivo posible y haz una buena carta de motivación para que llames mucho más la atención de los reclutadores. Del mismo modo, ten en cuenta que a veces los reclutadores hacen excepciones y si un candidato les interesa de verdad no prestan mucha atención a su experiencia.

Deja un comentario