4 razones por las que no te están tomando en cuenta para un ascenso

4 razones por las que no te están tomando en cuenta para un ascenso

Si llevas mucho tiempo esperando a que te asciendan y has hecho todo lo posible para conseguirlo pero aún no has obtenido buenos resultados, lo más probable es que algo esté fallando. Así que es muy importante que te tomes el tiempo necesario para analizarte como empleado e identificar algunas de tus fallas o las posibles razones por las que aún no te han ascendido. Y al mismo tiempo, buscar posibles soluciones a dichos errores para que mejores cada día más y puedas sorprender a tu jefe con la calidad de tu trabajo.

Recuerda que entre más rápido identifiques tu fallas más rápido podrás encontrar una solución y evitarás cometer errores en la realización de tus tareas. Razón por la cual, en la esta oportunidad queremos darte a conocer 4 razones de peso que puede tener tu jefe para no considerarte para un puesto de mayor importancia.

Falta de experiencia

Si apenas es tu primer empleo y no tienes mucha experiencia en tu campo es muy posible que tu jefe piense que es necesario que te capacites un poco más y que desarrolles de manera adecuada tus habilidades para ocupar un cargo de mayor importancia. Así que demuéstrale a tu jefe que estás muy comprometido con el progreso de la empresa y que estás dispuesto a trabajar duro para que esta sea la mejor.

Algo muy bueno que puedes hacer es preguntarles a tus colegas sobre tu eficacia y productividad y sobre tus habilidades para trabajar en equipo. Ellos te conocen bien y seguramente te hablarán con total sinceridad. Aparte, así te será mucho más fácil identificar tus errores al momento de trabajar y al mismo tiempo, encontrar soluciones más precisas.De igual manera, intenta sacar tiempo para capacitarte y aprender mucho más sobre tu profesión y así contar con mayores herramientas para sorprender a tu jefe.

Si te esfuerzas y das los mejor de ti seguramente tu jefe se sentirá muy orgulloso de tu labor y no solo va querer que continúes trabajando en la empresa, sino que también te tendrá en cuenta cuando haya una vacante en un puesto superior al tuyo. Entonces, no te desesperes porque no consigues una respuesta positiva rápido, e intenta demostrar con hechos que realmente mereces ocupar ese puesto que tanto anhelas. De este modo, tu falta de experiencia pasará a un segundo plano al momento de considerarte para un ascenso, pues tu jefe sabrá perfectamente que este aspecto no es un impedimento para que tengas un buen desempeño como trabajador.

Presentación inadecuada de tu perfil profesional

Muchas personas al redactar su hoja de vida no le dan mucha importancia a la parte del perfil profesional y en la mayoría de los casos omiten información que puede llegar a ser importante. Así que si no presentaste de una manera apropiada tu perfil profesional y además no incluiste experiencias o habilidades que pudieran ser importantes para el empleo puede que esto haga pensar a tu jefe que no estás preparado para un ascenso.

En este caso lo que puedes es hacer es demostrar con tu productividad y efectividad que estás muy bien preparado y que puedes ocupar sin problema un cargo de mayor importancia. Incluso, si tienes la oportunidad de colaborar en distintos proyectos para mostrar otras habilidades que quizá tu jefe no conozca de ti no dudes en participar.

No contar con buenas referencias

En muchas ocasiones los jefes revisan detenidamente las referencias que tiene el empleado para saber si puede ascender lo o no. Así que es fundamental que hayas dejado una buena imagen de ti en tus anteriores trabajos, que hayas pertenecido a grupos de profesionales importantes, que hayas asistido a congresos o seminarios importantes en tu campo de trabajo y sobre todo que siempre te hayas destacado por tu excelente rendimiento en la compañía.

Por esta razón, te recomendamos asistir a todos los eventos importantes de la empresa, ir a congresos enfocados en tu campo, hacer cursos que te ayuden a perfeccionar tus conocimientos y a conocer nuevos campos. De este modo, tendrás la oportunidad de innovar con nuevos proyectos que le permitan a la empresa progresar cada día más y además tendrás las herramientas necesarias para enfrentar los nuevos retos que se te presenten en el camino.

Otra de las referencias que tienen muy en cuenta los jefes es la relación y comunicación que el empleado tiene con sus compañeros, ya que de esta depende gran parte de su rendimiento y efectividad. Así que evita pelear con tus colegas, intenta ser lo más correcto posible con tus acciones y procurar ayudar siempre que sea necesario. Esto no solo te ayudará a que tu jefe vea que eres un buen empleado, sino también a que se dé cuenta de que eres una buena persona, y que puede contar contigo cada vez que lo necesite.

Bajo desempeño

Aunque no lo avisen, los jefes evalúan con frecuencia el rendimiento de sus empleados, las dificultades que han tenido en la realización de sus labores, y la disponibilidad que tienen para solucionar lo que no funciona. Esto lo hacen principalmente para asegurarse de que los procesos se hacen de forma correcta, para hacer cambios que permitan mejorar la productividad y para desarrollar nuevos proyectos.

Por esta razón, te recomendamos ser cumplido con la entrega de tus proyectos, seguir al pie de la letra cada una de las instrucciones que te dé tu jefe para realizar tu labores, tener una buena comunicación con tu jefe y con tus colegas, y hacer todo lo que esté a tu alcance para demostrar que eres el mejor.

En caso de que tengas alguna dificultad para realizar una tarea o que tengas dudas no te quedes con ellas y no pienses que son muy insignificantes. Si algo no funciona acude inmediatamente a tu jefe para que te ayude a resolverlo, ahora si tu jefe no te puede atender habla con alguno de tus superiores o colegas que tengan conocimiento sobre el tema y que te puedan ayudar sin problema.

Deja un comentario