6 Principios para ser extremadamente productivo

Boost-Productivity-with-Technology-1024x562

Probablemente, una de las principales metas que tienes como trabajador es ser cada vez más productivo y manejar de manera adecuada tú tiempo. Por esta razón, en esta oportunidad queremos hablarte acerca de Bob Pozen, un reconocido ejecutivo que ha hecho parte de dos importantes fondos como lo son, Fidelity y MFS Investment Management, también ha sido abogado, profesor y funcionario del gobierno. Profesiones que ha ejercido al mismo tiempo en varias ocasiones.

No obstante, es importante mencionar que Bob esta tan productivo en sus trabajos que jamás está demasiado abrumado, agotado o incluso ocupado. En este sentido, a continuación queremos presentarte 6 principios que según Pozen son fundamentales para ser extremadamente productivo.

Conoce tu ventaja comparativa

En este caso, es importante que consideres lo que la compañía realmente necesita de ti como trabajador, y las funciones que se te facilitan más para llevar a cabo. De este modo, además de conocer tu ventaja comparativa, tendrás una idea más amplia de lo que necesitas para mejorar tu eficiencia al momento de trabajar.

Así que evita enfocarte únicamente en tus mayores habilidades, mira a tu alrededor, descubre las dificultades que tiene la empresa donde trabajas y evalúa la manera en que podrás convertirte un trabajador más útil.

Recuerda que para ser más productivo no necesitas gastar más tiempo trabajando, sino buscar mejores resultados

Es bastante común que los ejecutivos, profesionales y empresarios gasten se tomen una gran cantidad de tiempo trabajando, incluso más del que les exigen en sus trabajos. Esto con el fin de ser mucho más eficientes y alcanzar todas sus metas. Sin embargo, el éxito de la compañía no depende principalmente de la cantidad de tiempo que se emplea para trabajar, sino de los resultados positivos que se obtienen.

Además, es importante mencionar que el buscar mejores resultados y evitar emplear menos tiempo en las actividades, puede ayudarte a compartir mucho más tiempo con tus seres queridos o realizar más a menudo tus actividades favoritas. Es decir que encontrarás un equilibrio ideal entre tu vida personal y tu vida laboral.

Analiza primero y luego lee o escribe

Pensar y evaluar de manera minuciosa tus ideas o estrategias antes de investigar sobre ellas y plasmarlas en el papel, te permitirá identificar lo que realmente necesitas. Logrando así, ser mucho más eficiente y rápido al leer o al escribir sobre estas.

Así que si cada vez que piensas en realizar un proyecto, analizas primero cuáles son tus principales objetivos, evitarás perder demasiado tiempo leyendo o escribiendo cosas que después probablemente deseches. Sino desde un principio accederá a información que realmente sea afectiva para tu lograr tus metas.

Aparte de esto, el hecho de analizar antes de hacer es una estrategia te ayudará a reducir rápidamente la carga de trabajo que tengas, y al mismo tiempo omitir todos aquellos obstáculos que impiden tu progreso.

Por otra parte, además de establecer una meta para cada investigación que realices, es muy importante aprendas a leer de manera eficiente, es decir que comprendas muy bien lo que lees y logres sacar el mayor provecho de cada texto.

Otro de los aspectos fundamentales para ser más productivo es que organices de manera adecuada tu bandeja de entrada. Probablemente tengas demasiados correos en esta y al final no sepas cual necesita de tu atención y cual no. Por esto, te recomendamos, tomarte algo de tiempo para organizar rápidamente tus mensajes.

Puedes empezar, identificando los correos que sí necesitas leer, y el resto eliminarlos. Luego mira cuales de estos son realmente urgentes y comienza a responderlos de inmediato. En caso de que sean demasiados y no alcances a leerlos porque son muy largos, una buena opción es que los saques impresos y a la mañana siguiente sepas perfectamente lo que necesitas responder.

Finalmente, si no es un correo lo que debes responder, sino que debes escribir una carta o un memorándum. Procura hacer un plan bien elaborado antes de escribirlo, sacando lo puntos más relevantes a desarrollar.

Prepara tu plan, pero no pases por alto la idea de cambiarlo

Cuando necesitas dar una charla a varios empleados, generalmente creas un plan con los puntos claves, escribes un buen discurso y analizas las posibles preguntas que se puedan generar durante la charla. Sin embargo, lo más importante es que logres conectar de manera adecuada el público con tu discurso, ten presente que leer es muy diferente a hablar. Así que procura leer menos y hablar más para relacionarte mucho mejor con cada una de las personas que asistan al evento.

Sin duda, esto te servirá para que la charla sea mucho más fluida y entretenida, el público se conectará fácilmente con lo que dices, y además tendrá la posibilidad de participar haciendo preguntas o realizando alguna otra actividad que hayas planeado.

No obstante si notas que es necesario cambiar algo de lo que has planeado para satisfacer las necesidades de tu público, no dudes en hacerlo. Esto hará que tu charla sea bastante útil para cada empleado, ya que podrán resolver todas las dudas que tengas y adquirir nuevas herramientas para mejorar su trabajo.

Escucha a tus empleados

En este caso, es muy importante que seas flexible y estés dispuesto a recibir nuevas ideas de parte de tus empleados. Cuando alguno de estos te haga una solicitud o te dé una sugerencia, no lo ignores, ten en cuenta sus comentarios y saca el mayor provecho de estos para mejorar la productividad de la compañía.

Así que no dudes en animar a todos tus empleados a ser mucho más creativos, a buscar soluciones, a generar nuevas ideas o proyectos. Recuerda que dos cabezas pueden pensar más que una a veces cuando menos lo crees surgen lo mejores proyectos.

Si te es posible, incluye en tu agenda reuniones en las que puedas tener un dialogo abierto con tus empleados, y de este modo formar una especie de debate donde todos aporten nuevas ideas que le ayuden a la compañía. Incluso, esta puede ser una muy buena oportunidad para que hagas un análisis de lo que está fallando y entre todos encuentren las razones por las cuales se presenta esa situación. Esto con el fin de cortar de raíz todo aquello que obstruya el progreso de la empresa.

 

Deja un comentario