5 ideas para resumir tu currículo en una sola hoja

5 ideas para resumir tu currículo en una sola hoja

Para empezar, es importante tener en cuenta que los empleadores deben gastar una gran cantidad de tiempo revisando currículos, evaluando y seleccionando candidatos. Por lo que en muchas compañías se exige a los aspirantes realizar un currículo de una sola página, donde resuman la información más relevante de su perfil para que el empleador pueda leerla fácilmente. Entonces si el aspirante excede este espacio al realizar su currículo, lo más probable es que no lo tengan en cuenta en el proceso de selección.

En caso de que consideres que toda la información de tu currículo es importante para el puesto al que quieres postularte y no sabes cómo resumirlo de manera adecuada, te invitamos a echar un vistazo a las ideas que te damos a continuación.

1. Reduce los márgenes

Si tu currículo es de solamente 2 páginas, probablemente si reduces un poco las márgenes, consigas que este quede de una sola página. Igualmente, recuerda que al tener márgenes demasiado amplias desperdicias espacio que puede ser valioso al reducir tu currículo y te será más difícil hacer un buen resumen. Claro está que tampoco debes ir al extremo y dejar el documento sin márgenes, pues estas son necesarias para mantener una buena presentación y facilitar la lectura. Así que te recomendamos utilizar un margen de 1,2 cm que te ayude a organizar sin problemas todos tus datos en una sola página y al mismo tiempo, evitar que tu currículo se vea demasiado saturado.

2. Combina secciones

Una de las mejores estrategias que puedes utilizar para combinar las secciones de tu currículo es crear secciones nuevas que te permitan reorganizar la información de manera apropiada. Por otra parte, intenta que las secciones que combines tengan puntos en común para que no te sea tan complicado unirlas.

De igual manera, ten presente que los currículos de una sola página tienen de 3 a 4 secciones, así procura que el tuyo no supere esta cantidad. Normalmente, las secciones que se incluyen en este tipo de currículo son: datos personales, perfil profesional, información académica, y experiencia laboral. No obstante, si crees que es necesario incluir información sobre tus intereses, cursos, congresos, logros, o pasatiempos puedes crear una sección que se llame “Información Adicional” y resumir estos datos en un solo párrafo.

3. Aprovecha al máximo cada línea

En lugar de separar por renglones cada dato que des en las secciones, mira cuales puedes separar por comas y colocarlos en una misma línea. Por ejemplo, al dar tu información de contacto, puedes colocar, tu número telefónico, tu dirección de domicilio, y tu dirección de correo electrónico pueden ir en una sola línea.

Así mismo, en la sección donde des a conocer tu información académica puedes colocar la institución, el estudio que realizaste y el año en una sola línea. Esto lo puedes hacer con cada sección para que te quede más espacio es caso de que desees incluir otros datos relevantes de tu formación.

4. Reduce el espacio entre líneas

Al modificar el interlineado también puedes ahorrar espacio útil. Los procesadores de texto te permiten modificar este espacio de acuerdo a tus necesidades, así que haz los cambios necesarios para que reduzcas el número de líneas de tal forma que toda la información quede consignada en una sola página.

Otra de las estrategias que te puede ayudar a tener menos líneas es disminuir el tamaño de la fuente, normalmente para este tipo de currículo se utiliza letra 10 o 11, así que modifica también este punto del documento. Por otro lado, ten en cuenta que el tamaño de fuente que debes utilizar para tu nombre es 14 o 16, ya que es necesario que este sobresalga entre toda la información. Para terminar, deja el menor espacio posible entre párrafos para que puedas cumplir con tu objetivo.

5. Acorta las viñetas

Incluir listas con viñetas en tu currículo es muy importante porque facilitarás la lectura del mismo y además presentarás los datos de forma ordenada. Sin embargo, asegurate de no incluir demasiadas e intenta que ninguna supere los 3 renglones, incluso si puedes reducirlas a dos reglones o a un solo renglón, mucho mejor. Pues evitarás que tu currículo se vea saturado de información y que probablemente la persona encargada de revisarlo se limite a pasarlo por alto.

De igual manera, procura que la información además de estar bien organizada, esté escrita de manera coherente. Si es necesario lee cada viñera varias veces, realiza las modificaciones necesarias, busca que cada frase transmita lo que necesitas y sobre todo que se entiendan sin ningún problema.

5. Comprende la realidad de la situación

En este punto la idea es dejes en tu currículo únicamente información relevante para el trabajo al que quieres aplicar, pues esta es la que realmente le importa al empleador. Por esto, es muy importante que seas objetivo al momento de elegir los datos que quieres incluir en tu currículo y que te pongas en los zapatos de la persona que va revisar tu hoja de vida. Esto te permitirá identificar información que no tiene nada que ver con el empleo y que te está quitando espacio valioso.

Aparte de esto, al realizar una buena selección de la información, puedes conseguir que tu currículo se más atractivo para el empleador y por tanto lo lea de principio a fin. Del mismo modo, al colocar tu información académica, empieza por los cursos o estudios universitarios que están relacionados con el trabajo.

Haz exactamente lo mismo con tu experiencia laboral, ya que en muchas ocasiones los encargados de seleccionar el personal tratan de ir directamente a estos puntos y si lo primero que leen no es relevante, no continúan leyendo y dejan a un lado el currículo. Así que trata de que tu documento no solo esté escrito muy bien, sino que también esté enfocado completamente en el trabajo que quieres ocupar. Incluso, si tienes la oportunidad, pide a tus amigos o familiares que lean tu currículo y te den su opinión sobre el enfoque, la ortografía, y la redacción del mismo.

Deja un comentario