Nueve rasgos de que eres un gran empleado

Sobresalir en el trabajo no es cuestión de suerte. Existen rasgos compartidos por los mejores empleados de cada empresa.

El año pasado, la consultora de desarrollo de liderazgo Zenger / Folkman recogió los datos de 50.000 evaluaciones en profundidad, llevadas a cabo durante cinco años en más de 4.000 empleados. Se observaron específicamente los comportamientos de liderazgo que distinguían a los empleados “buenos” (aquellos que obtuvieron puntajes entre el 40 y el 70 por ciento) de los “mejores” empleados (aquellos con una puntuación entre el 90 por ciento o superior).

Los resultados mostraron que los mejores empleados son un 43% más productivos que los trabajadores promedio. Jack Zenger y Joseph Folkman, CEO y presidente de Zenger / Folkman, respectivamente, describieron sus hallazgos en la Harvard Business Review. Como resultado, definieron que hay nueve habilidades claves que separan a los grandes empleados de todos los demás. A continuación, explicaremos cuáles rasgos fueron los de mayor impacto en las evaluaciones.

9. Proporcionar una retroalimentación honesta

La gente por lo general asume que dar información es la responsabilidad de un gerente, por lo que los empleados que están dispuestos a dar retroalimentación a sus compañeros de trabajo pueden destacarse, indican Zenger y Folkman.

No es una cuestión de sancionar a las personas, sino de impulsar nuevas preguntas y ofrecer sugerencias basadas en lo que te ha sido útil en el pasado. En otras palabras, no critiques a los demás tanto como los apoyas.

En general, los expertos dicen, que debes ofrecer consistentemente una retroalimentación positiva y negativa y explicar por qué la estás dando. Especialmente cuando señalas algo que podría haberse hecho mejor, asegúrate de preguntar lo que otro empleado necesita de ti, con el fin de ayudarle a mejorar.

8. Ser resiliente

De acuerdo con Paul Schoemaker , director de investigación del Instituto para la Gestión de la Innovación Mack, la mayoría de las personas reaccionan de forma exagerada a sus errores en el trabajo. Como resultado, terminan tratando de ocultarlos o seguir los comportamientos que fueron demostrados como improductivos.

Pero la investigación Zenger/Folkman descubrió que los mejores empleados son rápidos para reconocer sus errores y aprender de ellos. Del mismo modo, no se detienen en los errores de otras personas.

7. El uso de buen juicio

Al tomar decisiones, los mejores empleados analizan cada alternativa con cuidado y tienen en cuenta los efectos potenciales de cada uno, según indican Zenger y Folkman.

Debes llevar a cabo investigaciones en lugar de simplemente tomar una decisión, y entender que el impacto de tus elecciones podría ser enorme para la compañía.

El primer paso para la toma de decisiones acertadas es la comprensión de los sesgos que pueden interponerse en el camino. También debes evitar subestimar la importancia de la información que está disponible para escuchar sólo a la información que confirma tus ideas preconcebidas.

6. Ser responsable

Los mejores empleados se involucran en todos los compromisos que sus equipos deben enfrentar. Zenger y Folkman dicen que no sólo se trata de un olvido cuando no puedes cumplir con tu palabra, sino de falta de honradez, y puede hacerte parecer menos competente.

Para hacerte responsable de todas tus promesas, es importante identificar tu motivación, o una razón clara por la que la tarea debe realizarse, indica Kevin Daum en INC. También tendrás que estar al tanto de las consecuencias de completar la tarea o dejarla inconclusa.

Por último, asegúrate de tener un plan de una página en tu lugar de trabajo, con plazos, para lograr tu objetivo.

5. Tomar la iniciativa

En lugar de esperar a que la dirección lo haga, Zenger y Folkman observan que es mejor que ofrezcas tu opinión y ayuda. Se trata de ir más allá de las obligaciones explícitas de tu trabajo y ayudar con proyectos más grandes en curso en tu empresa.

En Fast Company, Anush Kostanyan escribe  que a veces esto significa compartir tus ideas, en lugar de asumir que nadie va a querer escucharte. Otras veces necesitarás hacer muchas preguntas, lo que permitirá que puedan generarse ideas y formas de ayudar adicionales.

4. Abrazar el cambio

Uno de los clientes Zenger / Folkman destacó un “congelamiento” de los empleados que se resisten al cambio organizativo.

Te destacarás como empleados si te dispones a hacer los cambios necesarios en la estrategia, sin importar la cantidad de molestias que esto causa.

Las investigaciones más recientes  por Zenger / Folkman mostraron que la aceptación de lo nuevo es un factor clave para la efectividad en el liderazgo. Así que si estás buscando conseguir un ascenso, esta característica podría ser crucial para que puedas demostrar que efectivamente mereces un ascenso.

3. Tener la voluntad para representar al grupo

Los empleados destacados aprovechan las oportunidades para representar a sus equipos en otros departamentos o unidades organizativas. Zenger y Folkman dicen que esto beneficia a esos empleados, también, porque es una oportunidad de establecer contactos y aprender más allá del alcance de su rol individual. Sólo asegúrate de sonreir cuando te reúnas con tus colegas por primera vez.

2. Trabajar en colaboración

La capacidad de trabajar en equipo era una distinción clave entre los trabajadores promedio y superiores, según Zenger y Folkman.

Algunos empleados pueden creer que sus contribuciones son más propensas a ser reconocidas si trabajan solos. Los empleados de alto rendimiento entienden que una organización puede lograr más si todo el mundo ofrece sus habilidades y talentos.

De hecho, al menos debe hacerse en cada equipo una evaluación de la personalidad, que mide factores potenciales de liderazgo en la capacidad de trabajo en equipo y la formación de equipos. Para aquellos con la esperanza de ascender en la escalera corporativa, la capacidad de trabajar bien con los demás es clave.

1. Establecer objetivos de crecimiento

Los mejores empleados establecen y alcanzar metas que superan las expectativas de los demás, y animan a los compañeros de trabajo para hacer lo mismo. Y, recientemente, Zenger y Folkman observaron que la fijación y el cumplimiento de objetivos que representan desafíos es un componente esencial de una gestión eficaz.

Los empleados y los gerentes menos exitosos son los que Zenger y Folkman llaman “Sandbaggers.” En otras palabras, ellos sólo pueden cumplir con las expectativas porque les preocupa que si completan todas sus tareas antes de tiempo, serán recompensados con aún más trabajo.

Zenger y Folkman dicen que es, por lo tanto, importante que las organizaciones reconozcan las contribuciones de los empleados cuando estos están por encima, en lugar de simplemente asignarles más tareas.

Imagen cortesía de Holdsworthcpa.com

Deja un comentario