Cómo aprender otras habilidades: 4 hábitos útiles

Cómo aprender otras habilidades 4 hábitos útiles

Sin duda, el hecho de aprender otras habilidades relacionadas con tu campo de trabajo te será de gran ayuda para mejorar tu desempeño y aumentar tu productividad. No obstante, antes de empezar a capacitarte es importante que determines si realmente te interesa aprender dicha habilidad y si quieres que esta haga parte de un trabajo en un futuro. Pues de lo contrario, te será muy difícil mantener arriba el ánimo y desistirás rápidamente de tu objetivo. Así que asesórate muy bien sobre el enfoque que le quieres dar a tu trabajo y mira si este te puede ayudar a conseguir el puesto que tanto anhelas.

Eso sí, claro está que además de tener buena motivación para perfeccionar tus conocimientos y especializarse en otros ámbitos, es fundamental que cambies un poco tus hábitos y te concentres en trabajar duro para alcanzar tu meta. En este orden de ideas, a continuación, queremos darte a conocer 4 hábitos útiles que te serán de gran ayuda al momento de aprender nuevas habilidades.

Enfócate en desarrollar habilidades emergentes

Para empezar, actualizate con las últimas tendencias que se han ido implementando en tu campo de trabajo y también informate sobre el perfil de empleados que están buscando los líderes de tu industria. Para acceder a información veraz busca en los sitios web oficiales de las compañías con mayor prestigio de tu campo de trabajo los perfiles de los empleados que trabajan allí.

Ahora si no encuentras información útil en estos sitios web puedes buscar ofertas de trabajo que haya publicado esta compañía en otros portales y lee atentamente la descripción del empleo. Esto te permitirá identificar los conocimientos y experiencia que necesitas adquirir para postularte a este puesto. Esto te permitirá identificar las habilidades más relevantes dicho empleo y enfocarte en aprender de forma adecuada cada una de estas.

Para terminar, no está de más que contactes por LinkedIn a profesionales que estén ocupando el cargo al que aspiras y que les pidas asesoramiento. Igualmente, este tipo de contactos te servirán para conocer el contexto real del trabajo, los problemas a los que te puedes enfrentar y las funciones más importantes del mismo.

Estudia con personas que tengan tus mismo objetivos

Si bien es cierto que en internet puedes encontrar una gran cantidad de cursos, documentos, videos, y muchos otros recursos para aprender lo que quieras, también es necesario que encuentres a alguien con quien puedas aprender de forma simultánea esta nueva habilidad. Esto teniendo en cuenta que al conocer a otra persona que esté llevando a cabo el mismo proceso que tú, tendrás la posibilidad de intercambiar experiencias, desarrollar un trabajo colaborativo en el que los dos se puedan ayudar mutuamente cuando se presente alguna dificultad.

Aparte de esto, al compartir con otra persona que esté persiguiendo la misma meta que tú, te sentirás mucho más motivado a mejorar cada día más tus conocimientos y dar lo mejor de ti para conseguir el trabajo que amas. De igual manera, con esta persona podrás establecer un horario para estudiar horas extra, aclarar dudas, y prepararte mucho mejor para ejercer dicho trabajo.

Practica todo lo que aprendas

Es de vital importancia que apenas adquieras nuevo conocimiento, lo pongas en práctica en un contexto real, ya que de este modo, descubrirás tus principales falencias al momento de realizar dicha función y podrás encontrar una solución efectiva a cada una de estas. Así que evita a toda costa enfocarte únicamente en aprender de memoria conceptos y teoría, sí, estos son muy importantes, pero recuerda que la práctica hace al maestro.

Además de esto, cabe mencionar que el hecho de practicar todo lo que aprendas, te ayudará a recordar fácilmente los conceptos y a crear un aprendizaje mucho más duradero. De este modo, tendrás una mejor formación y seguramente te convertirás en un excelente candidato para ocupar el puesto que anhelas.

Dependiendo de tu profesión, puedes buscar diferentes espacios para practicar y conocer situaciones reales que se pueden presentar en tu trabajo. En este caso, puedes dedicar 50 % del tiempo a la teoría y 50 % a la práctica para que tengas un buen proceso de capacitación. Si sigues este consejo, sabrás exactamente a lo que te vas a enfrentar en el futuro y seguramente no caerás en errores básicos, del mismo modo, conocerás los principales problemas que se pueden cruzar en tu camino y no te sentirás frustrado por no saber qué hacer.

Establece una meta clara

Mira hasta donde quieres llegar con tu capacitación, si es necesario, crea un plan de acción, donde menciones cada una de las fases que debes pasar y los objetivos que debes alcanzar en cada una para conseguir fácilmente tu objetivo. Eso sí, es importante destacar que necesitas tener un poco de flexibilidad en tu plan, primero porque se te pueden presentar dificultades para cumplir satisfactoriamente con algunas tareas, y segundo porque es muy probable que al capacitarte descubras otros campos que también te interesen y quieras ampliarlo un poco.

Por otro lado, ten presente que la perseverancia y la dedicación que pongas en cada cosa que hagas es lo que te ayudará a cumplir cada uno de tus objetivos. Así que no dejes que los errores te venzan y te hagan desistir de perseguir tu sueño, en lugar de tomarlos de forma negativa, miralos como una nueva oportunidad de aprender y crecer como persona y como profesional.

De igual manera, tomate con buena actitud todas las críticas que recibas y toma lo mejor de cada una de estas para perfeccionar tu desempeño y convertirte en el mejor empleado. Puede que muchas veces no te guste lo que digan y te sientas mal, pero intenta pensar con cabeza fría para tomar buenas decisiones y escucha la voz de la experiencia.

Para finalizar, ten en cuenta que aunque este puede ser un camino arduo, no significa que sea imposible de superar, solo necesitas ser muy disciplinado y dar lo mejor de ti en cada una de las tareas que realices. En algún momento, te darás cuenta de que tanto esfuerzo valió la pena y valorarás mucho más tu trabajo.

Deja un comentario