8 consejos para reincorporarte al mercado laboral luego de un descanso

8 consejos para reincorporarte al mercado laboral luego de un descanso

Cuando llega el momento de volver al trabajo después de una pausa como consecuencia de distintas decisiones personales y profesionales, es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones para regresar con buen pie. Sea porque tus prioridades en dada ocasión eran otras o simplemente porque esperabas encontrar el puesto ideal, aquí tienes algunos consejos para reincoportarte al mercado laboral luego de un descanso.

Es cierto que para algunos esto puede ser una tarea complicada; sin embargo, nada en estos asuntos es imposible. No eres la primera persona que regresa al trote después de un tiempo de inactividad. Más bien aprovecha esa pausa y explórala, empieza a reconocer tus destrezas, así como aquellos factores que se interponen en el alcance de tus objetivos, y sigue estas recomendaciones con una actitud positiva.

1. Deja a un lado la angustia

Es el momento de retomar el camino, así que lo primero que debes saber es que la paciencia es importante: ármate de ella. Conseguir un nuevo empleo, con el que sueñas, no será fácil, ni rápido; recuerda que seguramente habrá muchos en tu misma situación y es preferible que te mantengas tranquilo y no angustiado ante la espera.

Traza con claridad qué te propones, a dónde quieres llegar y qué horizontes buscarás. Planifica tu estrategia, visualiza la situación del mercado y ¡manos a la obra! Como dicen popularmente, sin prisa, pero sin pausa.

2. Reconoce tus aptitudes y habilidades 

Cuentas con un título universitario que ha estado en reposo en cierta etapa de tu vida. Además, puedes pasearte por una experiencia enriquecedora en tu profesión pues has trabajado en empresas donde desarrollaste tu potencial. Si crees que es hora de recolocarte en el ámbito laboral después de la inactividad, es fundamental que reconozcas tus valores, tus aptitudes y habilidades, y los uses para adentrarte al mundo de posibilidades que hallarás.

Haz una lista con todo lo que conoces y sabes hacer, desde tus estudios hasta lo que tus manos sean capaces de elaborar, para que así sea más sencillo moverte por las diferentes alternativas que vayan apareciendo y entonces elijas aquellas en las que estés más seguro que encajarán con tu perfil.

3. Enfrenta, sin frustrarte, el desafío

Es un reto, un desafío, y en el proceso no debes exigirte más de lo que seas capaz de dar. Como en toda la vida, hay alta y bajas, y probablemente te sientas frustrado si no ves resultados “rápidos” a tus acciones, a tus llamadas o si nadie responde tu correo electrónico.

Poco a poco le agarrarás el gusto al ritmo y comenzarás a moverte con más confianza, haciendo de esta vuelta al trabajo una etapa de “calentar motores”. Dedicarle energía y muchas ganas hará el camino más llevadero. ¡No te rindas!

4. No esperes que el trabajo llegue a ti

Sí, no cabe duda de que existen miles de páginas que ofrecen empleos y en ellas se alberga un sinfín de oportunidades. Son plataformas de gran alcance en la actualidad y por supuesto tu curriculum debe estar en ellas. No obstante, en esa búsqueda de volver a la acción, las relaciones personales cuentan, mientras más gente conozcas y establezcas redes con ellas, mejor.

Entre tus contactos seguro hay alguien que pueda ayudarte, quizás un conocido en tu ámbito profesional o con cierta experiencia en los temas que te interesan. Así que no te quedes en casa, sal del encierro y busca distintas posibilidades en el camino. Si estás deseando reincorporarte al mercado laboral tras un período de descanso, no temas preguntar si hay algo para ti y habla de lo que sabes hacer.

5. Muestra seguridad en las entrevistas

Cuando llegue el momento de la entrevista o el primer contacto con el personal reclutador del que vislumbras como tu próximo empleo, mantente relajado y muestra seguridad. Es tu momento, disfrútalo, y saca lo mejor de ti. Fundamental: no hables de tus fracasos, sino de tus logros y aspiraciones.

Si te preguntan los motivos de tu inactividad laboral, afróntalos, explícalos y sé transparente. Eso sí, no te quedes estancado en el pasado. Más bien aprovecha la oportunidad para dejar claro el entusiasmo que significa volver a la acción, pues a pesar del tiempo que pasaste sin trabajar, nunca ha dejado de preocuparte tu crecimiento profesional.

6. Valora el tiempo que estuviste sin trabajar

Permanecer un tiempo sin trabajar no significa que estuvieses desocupado o desaprovechando los instantes que ofrece la vida. Piensa en los motivos de dejar a un lado el trabajo y los porqués del propósito de volver al ejercicio laboral luego de un receso.

Haz un recuento de las actividades que realizaste, los cursos y talleres a los que asististe, incluso revisa tu entorno familiar y personal, de qué modo has crecido, qué has aprendido durante estos años. Seguramente sacarás vivencias positivas que pueden aportar aún más a esa búsqueda en la que te encuentras.

7. Invierte tus momentos libres en aprendizaje

Aprovecha mientras todavía tienes momentos libres para mantenerte actualizado y aprender cosas nuevas. Hoy en día hay muchísima competencia y sólo lograrás destacarte entre todos los demás candidatos según tus habilidades, conocimientos y experiencia.

No te limites a tu formación universitaria, anímate a explorar otros campos que puedan completar tu perfil y así mostrarte como un profesional adaptado a las nuevas exigencias de las empresas. Activa tu ingenio, cultívalo, y dedica tiempo a estudiar, investigar, leer y ponerte al día con los avances relacionados a tu carrera. ¡No pares nunca de crear!

8. Evalúa y mejora cada experiencia

Es común que en el proceso de reincoportarte al mercado laboral luego de un período de descanso, vivas distintas experiencias, tanto positivas como negativas. Todas ellas debes evaluarlas, valorarlas y trabajar para que las siguientes sean todavía mejores.

Al conseguir el empleo, afróntalo con la mejor actitud, regocíjate en tu logro, conoce e interactúa con tus nuevos compañeros y empieza a adaptarte al ritmo. Si tienes preguntas y dudas, hazlas. Recuerda que estarás en una etapa diferente que conlleva cambios y retos a los que tendrás que enfrentar con tus mejores armas.

Imagen cortesía de (muypymes.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario