6 secretos para lidiar con compañeros de oficina tóxicos

compañeros de oficina tóxicos

Actualmente, ha surgido una cultura de trabajo en donde los profesionales más motivados se ven rodeados de compañeros de oficina tóxicos, con críticas destructivas y otros aspectos negativos que impiden el progreso de los mejores trabajadores. Esto es como tratar con psicópatas y personas tóxicas al mismo tiempo.

Quizás nunca imaginaste que ibas a tratar con personas de ese tipo, pero la realidad es un poco más cruel, especialmente en la era actual, donde cada persona se centra en sus necesidades sin importar las del compañero de al lado. Por esta razón, conoce estos X secretos para que puedas lidiar con ellos.

1. No regales tu empatía

Los expertos apuestan a que probablemente encuentres a un psicópata todos los días de tu vida. De hecho, mucho de lo que crees que sabes acerca de los psicópatas es totalmente erróneo.

Los compañeros de oficina tóxicos se aprovechan de tu empatía, son como cazadores de buenas personas para adherirse de por vida a ellos. Hay toda una clase de gente que no tiene conciencia o siente empatía y al menos uno de ellos ya te ha tomado a ti. Por ello, debes ir revisando tu vida privada y profesional, para saber si algunos de tus compañeros de trabajo te roba mucho tu tiempo libre.

Y probablemente harán tu vida miserable. Son “psicópatas subclínicos”. Con la biología, usted tiene tuberculosis o no. En blanco y negro. No hay “un poco”. En psicología hay un montón de “un poco”. Las personas con trastornos psicológicos subclínicos son así. No lo suficientemente mal como para ir a prisión, pero lo suficientemente malo como para hacerte la vida horrible.

2. La atención préstala a quien la merece

Los manipuladores maquiavélicos en el trabajo que hacen todo tipo de cosas que desagradan u ocasionan malestar, esos son a quienes debes evitar. Es como tener un mal novio o novia que te haga enloquecer casi todo el tiempo, pero en este caso en el sitio de trabajo.

Los compañeros de oficina tóxicos muestran una profunda falta de empatía por los sentimientos de los demás, una disposición a participar en conductas inmorales y antisociales para ganancias a corto plazo y un egocentrismo extremo.

3.  Evita caer en sus palabras geniales

No todos tienen ojos fríos y muertos. Muchos son ingeniosos y bastante articulados. Son narcisistas e impulsivos y porque carecen de empatía, ven a otras personas como objetos que deben usarse. Evita caer en sus argumentos impresionantes, estos compañeros de oficina tóxicos suelen ser muy inteligentes, pues lo ven todo con claridad y no quieren perder nunca.

4. Aprende a diferenciar la mentira de la verdad

Sólo porque no sienten empatía no significa que no entiendan que están causándote mucho que hacer o que están quitándote mucho de tu tiempo libre. La especialidad de estas personas es hacerte perder mucho tiempo para beneficio de ellos.

Ten cuidado con sus mentiras, porque muchos actúan muy bien para fingir, ya que el interés principal es manipular para obtener lo que quieren. Los compañeros de oficina tóxicos por lo general nunca te escuchan te verdad, solo fingen hacerlo con un simple: “Aja, wao” o “¿Sí?, no puedo creerlo” y expresiones similares que solo dejan en claro que no pueden prestarte atención.

5 No esperes ver un cambio

Uno de los secretos para que puedas lidiar con compañeros de oficina tóxicos es vivir ignorando los llamados de atención que ésta persona realice. La investigación de la neurociencia demuestra que los centros emocionales de sus cerebros no responden de la manera que el tuyo lo hace, así que no esperes un milagro para creer que de verdad algún día dejará de ser tan abusivo.

6 Evita brindar beneficios

En el área laboral, debemos adaptarnos y compartir con otros compañeros de trabajo no solo porque así deba ser, sino también para que el día sea más llevadero y guardar contacto con amistades que luego pueden llegar a ser de mucha ayuda cuando ocurra algún inconveniente en la empresa.

En el caso de los compañeros de oficina tóxicos, les encanta parecer que pueden ayudarte con tu trabajo e inclusive con tu vida personal. La verdad es que no debes caer en dicha trampa, pues solo esperan a que les muestres una acción favorable para ellos y harán lo posible por seguir obteniendo esos beneficios brindados por tu amabilidad.

Muchas de estas personas han logrado alcanzar grandes puestos en las empresas a coste del esfuerzo y sacrificios de otros a quienes ni siquiera han notado su existencia. No te dejes manipular, tampoco te sientas mal por hacer a un lado a una persona de este tipo, pues no le estarás causando ningún daño, solo estarás tomando las riendas de tu carrera profesional y tus logros quedarán para tu propio beneficio.

De serpientes en trajes: Cuando una persona tóxica va a trabajar

En diversos estudios de imágenes de resonancia magnética (IRMf), se ha encontrado que las palabras emocionales y las imágenes desagradables no producen en las personas tóxicas los aumentos en la actividad de las regiones cerebrales (límbicas) normalmente asociadas con el procesamiento del material emocional.

Pero eso no es todo, sino que después de ingerir anfetaminas, la sección nuclear de su materia gris produce cuatro veces más dopamina, lo que quiere decir que las cosas gratificantes son mucho más gratificantes para ellos.

Tú como persona no tóxica, llegas a considerar hacer algo malo y tu conciencia de inmediato te frena. Pero la línea de frenos de las personas tóxicas está cortada, lo que impide que puedan darse cuenta a simple vista del daño que pueden causarle a otros con sus palabras y actos egoístas.

Lo que desean los compañeros de oficina tóxicos debe ser cuatro veces más gratificante, van por la vida sacando provecho de todos aquellos que tienen potencial pero que no se atreven a mostrarlo. Algunas personas podrían pensar: he hecho cosas malas. Y encuentro algunas cosas realmente gratificantes. ¡Oh Dios mío! ¡Estoy preocupado de que sea una persona tóxica!

Imagen cortesía de www.lamenteesmaravillosa.com Todos los derechos reservados.

Deja un comentario