¿Cómo recibir feedback como un profesional?

Cómo recibir feedback como un profesional

Si bien es cierto que las críticas constructivas te permiten mejorar de manera significativa tu desempeño en el trabajo, también es cierto que no siempre es fácil aceptar los errores y corregir lo que no funciona.

Sin embargo, es importante tener presente que no todo lo que hagas en tu trabajo va quedar perfecto y va alcanzar rápidamente el éxito esperado. El feedback siempre estará presente en tu trabajo, pues todos los jefes siempre buscarán que sus compañías crezcan y para lograrlo necesitan que sus empleados hagan de manera adecuada su trabajo.

Por esta razón, es fundamental que mantengas una actitud positiva frente a las dificultades que se presenten. Pero sobre todo es fundamental que estés dispuesto a dar lo mejor de ti para conseguir los objetivos propuestos por la compañía.

En este sentido, a continuación queremos darte a conocer 6 consejos que te servirán para aprender a recibir feedback y sacar el mayor provecho de este.

Identifica las buenas intenciones

Probablemente, en muchas ocasiones no hayas tenido en cuenta el feedback que recibiste por parte de tus superiores, ya que consideras que este no es realmente significativo y no te ayudará a mejorar en nada. No obstante, es importante que aprendas a reconocer la buena voluntad y las intenciones que tienen tus superiores al hacerte alguna sugerencia.

Quizás los comentarios que escuches sobre tu trabajo no sean los mejores, pero evita pasarlos por alto y sobre todo evita enojarte. Pues esto puede darle a entender a tus superiores que eres una persona terca que no es capaz de aceptar que se equivoca. Así que simplemente dedícate a analizar muy bien lo que dicen y finalmente toma de cada comentario lo que más te sirva para mejorar como empleado.

Escucha atentamente

A pesar de que estés cansado de escuchar críticas y te hayas convencido de es muy difícil dejar contentos a tus superiores con tu trabajo, cuando alguien de la empresa te de una sugerencia evita interrumpirlo. Más bien escucha con mucha atención todo lo que tienen para decirte y si puedes, toma apuntes para recordar los puntos más importantes. De este modo, tendrás mayores herramientas para cambiar lo que no está funcionado correctamente y podrás sobresalir mucho más con tus labores diarias.

Haz todas las preguntas que creas necesarias

Aunque necesites prestar mucha atención a todas las críticas o sugerencias que recibas con respecto a tus labores, es igualmente importante que resuelvas todas las dudas que tengas. Así que no dudes ni un segundo en hacer todas las preguntas que creas pertinentes, de este modo no solo demostrarás que estás interesado en corregir tus errores, sino que también estás realmente comprometido con el progreso de la compañía.

Por otra parte, al resolver tus dudas tendrás mucho más clara tu meta en la compañía y sabrás perfectamente lo que tu jefe espera de tu trabajo. No obstante, evita discutir con tus superiores si no estás de acuerdo con algunos aspectos, simplemente sigue todas las instrucciones que te den y si algo no funciona infórmaselo a tu jefe de manera respetuosa.

Evita confundirte y ten en cuenta los puntos más importantes

Es posible que recibas feedback de varias personas, lo cual puede llegar a confundirte un poco. Pues cada ser humano piensa diferente y puede que por momentos pienses que es muy complicado tenerlos contentos a todos.

Por esto, intenta implementar únicamente los cambios más relevantes, aquellos que te permitan mejorar de manera significativa tu trabajo. Esto sin duda, te servirá para entender perfectamente lo que está fallando y te será mucho más fácil encontrar estrategias adecuadas para corregir todos tus errores.

Se agradecido

Puede que parezca un poco contradictorio agradecer a alguien por resaltar tus defectos y que además está aumentando tu trabajo. Pero es importante que agradezcas a esa persona que te ofrece sus sugerencias por tomarse el tiempo de revisar tu trabajo y al mismo tiempo por tomarse la molestia de informarte lo que necesitas mejorar.

Aparte de esto, recuerda que recibir feedback te puede salvar de cometer muchos errores en el futuro y de destacarte cada vez más por tu buena labor en la empresa. Así que antes de malinterpretar los comentarios que te den tus superiores o alguno de tus compañeros, piensa en todos los beneficios que estos le pueden brindar a tu trabajo.

Haz un seguimiento de tu proceso

Recuerda que recibir feedback es apenas la primera parte del proceso para que mejores de manera significativa tus labores en la empresa. Pues luego de esto, necesitas crear estrategias que te ayuden a implementar de forma correcta cada una de las sugerencias que recibas y de este modo empezar a dar los primeros pasos para alcanzar tus objetivos laborales.

Lo ideal es que siempre tengas  muy  todas estas recomendaciones y procures dar lo mejor de ti para cambiar todo aquello que no está funcionando como debería. Algo que te puede servir mucho es crear un horario donde establezcas metas semanales o mensuales, de este modo podrás ver tu progreso y te será más fácil detectar las dificultades que te han presentado en el camino. Además, puedes utilizar este recurso para identificar las causas de cada uno de los problemas que has tenido para cumplir con las metas propuestas y así buscar soluciones más concretas.

Por otro lado, si tienes la oportunidad de programar una nueva cita con tus superiores para mostrarles tu progreso en cada una de las tareas y comentarles los obstáculos que has enfrentado, no dudes en solicitarla. Ya que esto te ayudará perfeccionar tu trabajo cada día más y así impresionar a tu jefe.

Para terminar, es importante tener en cuenta que recibir feedback es inevitable, siempre habrá algo que mejorar. Todos los jefes anhelan que cada proceso en sus compañías funcione a la perfección, así que mantén en todo momento una buena actitud, incluso si no estás pasando por tu mejor momento. Ten presente que si confías en lo que haces y estás dispuesto a mejorar ya tienes ganado gran parte del camino.

 

Deja un comentario