Feedback: el secreto para convertirte en un mejor profesional

convertirte en un mejor profesional

Alcanzar la cima en tu carrera profesional puede parecerte que lo es todo, en parte significa un gran logro, pero siempre tendrás que comprender nuevos aspectos para ir más allá de lo que ya has conocido. Ser un profesional exitoso no recae solo en la amplia y hermosa hoja de vida que tengas, sino también en pequeños secretos que solo los más astutos llegan a comprender.

En cualquier ámbito de la vida, el feedback es de vital importancia, así que de ahora en adelante ve inspeccionando tu comportamiento con respecto a la retroalimentación, el secreto para convertirte en un mejor profesional.

En una visita efectuada por Sheryl Sandberg hacia Airbnb, con el fin de compartir las lecciones aprendidas de sus años en Facebook y Google, se destacó la siguiente pregunta: “¿Cuál es el aspecto número uno que buscas para saber si una persona es capaz de escalar una empresa?”

La respuesta de Sandberg fue sencilla pero muy sensata: “ Alguien quien se tome los comentarios de buena manera, porque las personas que pueden recibir y admitir comentarios son personas que pueden aprender y crecer rápidamente”. Cabe destacar que esta respuesta le dio un giro a los que muchos profesionales suelen creer hoy en día, pues la mayoría supone el hecho que de saber muchas cosas se puede presumir de ellas.

La arrogancia no está ni cerca de ayudarte a convertirte en un mejor profesional, todos los profesionales necesitan aprender del proceso de la retroalimentación para poder obtener nuevas ideas, experiencias, comprender nuevos métodos, situaciones y lo más indispensable ser una mejor persona en diversos ámbitos de la vida.

¿Por qué necesitas el feedback?

Aunque te encanta cuando otros admiten constantemente que tienes la razón, esto no puede suceder todo el tiempo. Los seres humanos por naturaleza se equivocan en algún punto del camino, por cualquier circunstancia, un inconveniente, un mal entendido, cualquier detalle puede generar una simple o grave equivocación.

Nadie tiene la razón todas las veces, por ello es que el feedback puede ayudarte a crecer como profesional. Sin embargo, las emociones negativas pueden llegar a impedir que este crecimiento se produzca, pues a nadie le gusta escuchar a otros decir que estas equivocado.

Aunque, es allí exactamente donde ocurre el proceso del cambio de perspectiva, ya que al admitir tu equivocación, aceptar el consejo de otros o simplemente reconocer que tu opinión no es válida, se abrirá paso al aprendizaje y estarás cada vez más cerca de convertirte en un mejor profesional.

¿Críticas constructivas o destructivas?

La mayoría de las veces, en los conflictos y desacuerdos, las personas tienden a sacar a relucir verdades que pueden destruirte, en este caso es un aspecto totalmente distinto al aceptar el feedback cuando un colega de tu empresa te ofrezca algún consejo u opinión acerca de un determinado punto.

Las críticas negativas son las más arrojadas en los momentos de estrés, siempre surgen ocasiones en que los conflictos generan malas críticas y ponen en duda los conocimientos y habilidades de otros. En este caso, no puedes ceder a ello, ya que no es un punto constructivo que te ayudará a crecer como profesional sino más bien te hundirá en el proceso.

Proactivo o reactivo

A pesar de todo, la mayoría de las críticas están arraigadas en la verdad, incluso si no se expresan en un tono o manera ideal. Lo que significa que cuando estás en el extremo receptor de la crítica te sientas en la incómoda situación de elegir entre las siguientes dos opciones:

  1. Ser proactivo y poner tus sentimientos a un lado para tratar de aprender de la situación.
  2. Ser reactivo y enojarse dejando que la emoción saque a relucir con tus mejores palabras todo lo que piensas.

No hay que ser un genio para adivinar cuál de estas dos opciones te beneficiará a largo plazo, pues es evidente que si recoges tus emociones y aclaras tu mente para dejar entrar las críticas constructivas de otros, te ayudará sin dudar a convertirte en un mejor profesional. Por otra parte, si explotas dejando salir todos esos años de represión, no te sentirás nada mejor cuando los humos se te bajen y probablemente te pese durante mucho tiempo.

Tú como emisor de la crítica

Hay que dejar en claro que no siempre serás el blanco a quien todos tienen algo que decirle, pues en ocasiones deberás asumir tu rol profesional y dar una crítica constructiva para el empleado o compañero que lo necesite. Esto suele ser más difícil para aquellos que están acostumbrados a dar elogios y a señalar solo los aspectos positivos de las otras personas.

Si piensas que es muy difícil hacerlo, solo muéstrate en tono de ayuda, sin ser arrogante ni presumido, quizás puedas mostrar algo de preocupación si es el caso. Esto te hará las cosas mucho más fáciles en relación con el receptor de la crítica, pero ten cuidado, debes elegir bien tus palabras para en lo posible no herir egos.

A un lado los sentimientos personales

Unas de las más grandes barreras que tienen los profesionales para alcanzar la cima de sus carreras son los sentimientos. Debes tenerlos ya que es la naturaleza de todo ser humano, pero aprender a controlarlos no es algo que todos pueden lograr. El cambio de perspectiva depende directamente del control que tengas sobre esos sentimientos que pueden bloquear cualquier consejo u opinión que sea realmente significativo para convertirte en un mejor profesional.

Recuerda que el elogio y los buenos comentarios siempre son necesarios, el feedback es elemental para tener una cultura de trabajo sana. Cualquier persona puede beneficiarse de estos aspectos pero no todos pueden lograr el cambio de perspectiva que se necesita para avanzar en la carrera.

Si realmente quieres crecer como persona y como profesional, pon en práctica el consejo dado por Sandberg y aprovecha al máximo el feedback, aprender a recibir críticas malas y buenas dejando a un lado tus emociones. No olvides que tú también debes hacer críticas en el momento que lo amerite, solo recuerda seleccionar el tono y las palabras adecuadas.

Imagen cortesía de mba.americaeconomia.com Todos los derechos reservados.

Deja un comentario