¿Sabías que los grades líderes son buenos estudiantes? Te explicamos por qué

Sabías que los grades líderes son buenos estudiantes Te explicamos por qué

Muchas empresas destinan una gran cantidad de dinero en programas de liderazgo para que todo funcione de la mejor forma posible. Sin embargo, la mayoría de los empleados presentan dificultades para implementar la teoría que aprenden en estos programas, no porque los programas no sean los apropiados, sino porque el buen liderazgo se construye a través de la experiencia.

Por esta razón, un líder siempre debe estar dispuesto a aprender lo que más pueda de su labor y de este modo, conseguir mejores herramientas para ofrecer un mejor servicio a los empleados que están a tu cargo. Aparte de esto, un buen líder sabe perfectamente que su labor principal es guiar, ayudar, asesorar y sobre todo ser un ejemplo a seguir para cada uno de sus empleados.

Pues no basta solo con decirles a los empleados lo que la compañía espera de su trabajo, sino que es fundamental dar un buen ejemplo para que ellos sepan que así como reciben todos los recursos para hacer un mejor trabajo, también es necesario que se comprometan con la empresa y que saquen sus mejores armas para que esta progrese cada día más.

De acuerdo con una investigación realizada por Harvard Business School, los líderes que se mantienen en modo aprendizaje en su trabajo, pueden desarrollar mejores habilidades de liderazgo que sus colegas. Este tipo de aprendizaje se conoce como experiencial y consta de 3 fases:

Establecer metas de aprendizaje

En esta fase, el líder descubre que hay mucho por aprender de su campo y por esto establece sus propias metas de aprendizaje. Lo cual no solo le permite encontrar un sentido más profundo a su labor, sino que también le ayuda a identificar las herramientas o los medios que necesita para alcanzar sus objetivos.

Experimentar con estrategias alternativas

En esta segunda fase, el líder buscar probar nuevas técnicas de trabajo para actualizarse y mejorar su desempeño cada día más. Para esto, acuden donde sus colegas y superiores para averiguar la metodología de trabajo que utilizan y la efectividad de la misma. De esta manera, pueden identificar los aspectos positivos y negativos de cada técnica, para crear una nueva metodología que no solo se adapte a sus necesidades, sino que también les ayude a destacarse por la calidad de trabajo que realizan.

Algo que también suelen hacer muchos líderes, es pedir a las personas con las que trabaja su opinión sobre su desempeño, y consejos que les ayuden a corregir lo que no está funcionando de manera adecuada. Por esta razón, es fundamental que el líder mantenga una buena actitud y esté dispuesto a recibir todo tipo de críticas.

Revisar y analizar el trabajo realizado

La mayoría de los líderes luego de ejecutar un proyecto, analizan minuciosamente los resultados para identificar aspectos que se puedan mejorar y ayuden a marca la diferencia. Así mismo, se toman el tiempo para averiguar las causas principales de las dificultades que se presentaron en la realización de cada proceso y buscan soluciones adecuadas para que estas no vuelvan a aparecer.

Probablemente, ahora te estés preguntando

¿Cómo hacer un líder para entrar en modo aprendizaje?

En lugar de olvidar por completo las dificultades y los contratiempos que se presentaron en la realización de los proyectos, lo que hacen lo buenos líderes es analizar de manera detallada dichas dificultades para generar soluciones efectivas. Esto les permite entrar en modo aprendizaje, ya que les exige investigar, asesorarse y capacitarse para perfeccionar cada día más su labor.

Del mismo modo, cabe mencionar que la mayoría de los líderes evitan constantemente aprovechar su trabajo, situaciones o los eventos que se hacen en la empresa para resaltar sus cualidades y habilidades. Esto teniendo en cuenta que lo más importante para ellos no es hablarles a sus compañeros de trabajo sobre lo grandiosos que son realizando sus funciones, sino demostrar con sus acciones que están dando lo mejor sí para que la compañía progrese y alcance todos sus objetivos.

Aparte de esto, los líderes son conscientes de que aún tienen mucho que mejorar y que lo más importante es trabajar en estos aspectos, sin perder de vista todos los aspectos positivos de su labor.

¿Cómo pueden ayudar las empresas a que los líderes entren y se mantengan en modo aprendizaje?

Lo que hacen muchas compañías es pedirle a sus líderes organizacionales que asesoren y guíen a los líderes que están en ascenso para perfeccionen sus habilidades, y por ende aumente su productividad.

Del mismo modo, es importante resaltar, que los líderes organizaciones evitan a toda costa comparar a los líderes primerizos con aquellos que tienen una gran trayectoria. Esto considerando que si hacen comparaciones, en lugar de motivar a estos líderes a mejorar, lo que van a lograr es que estos se sientan tristes y frustrados al darse cuenta de que no han podido alcanzar un buen nivel y que aún tienen un largo camino por recorrer. Por otra parte, las comparaciones nunca vienen bien, todas las personas son diferentes, y cada una tiene sus propias cualidades y herramientas para alcanzar sus metas.

Es por esto que las empresas lo que buscan es permitir a los líderes aprender de sus propios errores y de su experiencia al momento de trabajar. Igualmente, la mayoría de las empresas ofrecen asesorías y realizan reuniones cada cierto tiempo para que todos puedan resolver sus dudas y encuentren soluciones efectivas para corregir lo que no está marchando bien.

De igual manera, cabe señalar que en cuestiones de ascensos y contrataciones, los líderes organizacionales dan prioridad a aquellos líderes que no cuentan con la experiencia suficiente y que necesitan desarrollar un poco más sus capacidades. Dándoles la oportunidad no solo de aumentar sus conocimientos y su experiencia, sino también de demostrar que tienen un gran potencial para ayudar a que las compañía progrese cada vez más y se posiciones como una de las mejores.

Para terminar, en muchas empresas se hacen pruebas psicométricas que ayuden a identificar los líderes de mayor nivel. Así mismo, se realizan evaluaciones de desempeño cada cierto tiempo para medir la productividad y la eficacia de cada líder, y en mucho casos se crean sistemas de recompensas. Los cuales favorecen a todos aquellos que cumplan satisfactoriamente con las metas que tenían asignadas.

Deja un comentario