¿Cómo obtener la atención de un gerente de tu empleo soñado sin molestarlo?

Cómo obtener la atención de un gerente de tu empleo soñado sin molestarlo

En caso de que hayas encontrado el empleo de tus sueños y hayas comprobado que efectivamente estás preparado para ocupar dicho cargo, es hora de que llames la atención del gerente para que te tenga en cuenta. Para esto, necesitas ser muy prudente y evitar a toda costa molestar al gerente para que no sienta que lo estás presionando para que te contrate. Recuerda que la idea es dar una buena impresión y conseguir que esta persona se convenza de que eres el indicado para ocupar el puesto.

Por esta razón, a continuación, queremos darte a conocer varios consejos que te serán de gran ayuda al momento de postularte a tu empleo soñado.

Utiliza las palabras clave adecuadas

Recuerda que no se trata simplemente de hacer el mejor currículo y la mejor carta de presentación para ser aceptado en el empleo. Si quieres llamar de manera eficaz la atención del reclutador es indispensable que al enviar tus documentos para aplicar al empleo incluyas las palabras clave que se especifican en el anuncio. En la mayoría de los casos, la persona que publica el anuncio indica el asunto que debe tener el mensaje, así que presta mucha atención a este punto para que tengas más posibilidades de conseguir el trabajo.

Contacta empleados de la empresa

Para esto puedes acceder al sitio web oficial de la compañía y busca la sección de empleados. En varios sitios se suelen colocar los links de las redes sociales de los empleados, aunque si no aparecen puedes buscarlos directamente en LinkedIn y pedirles que te asesoren respecto a la entrevista, y el proceso de selección. Puede que no todos los empleados estén dispuestos a ayudarte, pero siempre va haber alguien amable que quiera resolver todas tus dudas, así que deja la pena a un lado y pregunta todo lo que consideres necesario.

Pregúntale a esta persona por el ritmo de trabajo que se lleva en la empresa, la forma de vestir de los empleados, las políticas, la exigencia que tiene el cargo al que estás aspirando, el ambiente laboral, etc. Eso sí, evita a toda costa preguntar demasiadas cosas al tiempo y no dejar que esta persona piense y te brinde una buena respuesta. Ve poco a poco para que no se sienta incómodo hablando contigo.

Después de la entrevista haz un seguimiento del proceso de selección

Lo primero que necesitas hacer es enviar un mensaje de agradecimiento porque te dieron la oportunidad de asistir a la entrevista y demostrar que estás capacitado para ocupar el puesto. Luego espera unos días para volver a enviar otro mensaje preguntando cuando te tienen una respuesta, por lo general al final de las entrevistas el reclutador le dice al aspirante cuanto tiempo tiene que esperar para saber si fue aceptado o no. Si el reclutador no dice nada al respecto, no dudes en preguntarle para que sepas cuándo puedes contactarlos.

Ahora si no recibes ninguna respuesta y ya esperaste varios días, no está de más que envíes un nuevo mensaje para que ellos te tengan presente y sepan que realmente estás interesado en trabajar en la compañía. Eso sí, evita ser demasiado insistente con 2 o 3 mensajes que envíes después de la entrevista será suficiente, pues si envías muchos mensajes puedes hacer que los reclutadores se sientan un poco presionados por responderte y esto puede afectar la imagen que ellos tienen de ti.

Utiliza de forma inteligente tus redes sociales

Recuerda que LinkedIn, Twitter o Facebook te pueden ser de gran ayuda para hablar con el gerente de la empresa donde quieres trabajar y al mismo tiempo, para conectarte con empleados del lugar.  Así que no te pierdas la oportunidad de entablar una conversación con una de estas personas, eso sí, de una manera muy respetuosa y sin ser demasiado intenso. Deja que la conversación fluya de forma natural y evita a toda costa molestar u ofender a las personas que contactes. Ten presente que esto también puede ayudarte a que tanto el gerente como los empleados te conozcan un poco más y te tengan en cuenta a la hora de elegir un candidato.

Por otro lado, recuerda que es muy importante que actualices tus redes sociales. Empieza por colocar una foto de perfil actual y un poco más formal, escribe tu nombre completo y evita los sobrenombres, especifica tu profesión, tu número de teléfono, tus años de experiencia y los lugares donde has trabajado. Asegúrate de que esta información concuerde con los datos de tu hoja de vida para que el reclutador pueda verificar que lo que dices es cierto. Incluso si puedes colocar alguna referencia laboral que sea relevante colócala para que la persona que revise tu currículum pueda comunicarse con esta entidad y confirmar que trabajaste allí.

Si no te aceptan, no te desanimes y sigue insistiendo

Si ya terminó el proceso de selección y ya te confirmaron que no fuiste seleccionado para ocupar el cargo, no te des por vencido, pues esto no significa que definitivamente no podrás trabajar en la compañía. Para empezar, es muy posible que luego de comunicarte con el gerente y varios empleados y contarles todo sobre tu perfil profesional, te tengan en cuenta para futuras vacantes.

De igual manera, tu también puedes continuar comunicándote con ellos, estar atento a nuevos anuncios de empleo, seguir estudiando la empresa y profundizando tus conocimientos en el área. De este modo, si hay una próxima entrevista estarás mucho más preparado y sorprender de manera positiva al reclutador. Incluso, lo más probable es que si te vuelves a presentar a una entrevista decidan contratarte porque has demostrado un gran interés por el empleo y también, porque te has esforzado por mejorar cada día más tus habilidades.

Igualmente, es muy importante que analices muy bien las razones por las cuales rechazaron tu solicitud de empleo y que trabajes para corregirlas. Eso no solo te servirá para volverte a postular a un empleo que ofrezca dicha compañía, sino que también te permitirá estar mejor preparado para futuras ofertas de empleo.

 

Deja un comentario