5 ideas que te impiden obtener el trabajo de tus sueños

5 ideas que te impiden obtener el trabajo de tus sueños

Conseguir el trabajo de tus sueños no tiene porque ser una misión imposible, pues si te enfocas en prepararte de manera adecuada e intentas dar lo mejor de ti para que te contraten seguramente podrás conseguir tu objetivo. Así que empieza por dejar tus pensamientos negativos a un lado, luego analiza muy bien el trabajo al que quieres aplicar y finalmente identifica los puntos a favor y los puntos en contra de este. De esta manera, sabrás perfectamente qué habilidades necesitas perfeccionar y qué habilidades necesitas aprender para tener mayores oportunidades de ser contratado.

Del mismo modo, es de vital importancia que antes de postularte al empleo de tus sueños tengas en cuenta varios puntos. En primer lugar, asegúrate de que eres capaz de expresarte con total claridad sobre tu perfil profesional y de convencer al reclutador de que tu experiencia y conocimientos pueden ser muy valiosos para el puesto. En segundo lugar, verifica que todos tus documentos están muy bien organizados y presentan información clara. Finalmente, asegúrate de estar muy bien preparado para realizar de manera exitosa cualquier tipo de prueba que te pongan en la entrevista y de responder de manera acertada cada una de las preguntas.

Ahora, si estás sintiendo mucho miedo por dar este paso y consideras que lo mejor es desistir, te invitamos a echar un vistazo a las principales ideas que te hacen pensar de esta manera. Analízalas muy bien y si te sientes identificado busca la manera de superarlas.

“Si necesito ayuda nadie me va a ayudar”

Puede que pienses que todos están muy ocupados como para ocuparse de tus problemas y que además a nadie le va a importar, lo que significa que tendrás que arreglártelas solo. Sin embargo, en la mayoría de lugares hay más personas buenas que malas, y sí puede que te cruces con alguien que no esté dispuesto a colaborarte, pero tendrás a tu alrededor otras personas que sí querrán hacerlo. Así que no te desanimes por esto, más bien intenta demostrar a los demás que lo que te interesa es desarrollar un buen trabajo colaborativo y que si algún día ellos necesitan de tu ayuda tu no tendrás ningún problema en colaborarles en todo lo que sea necesario.

“No tengo la experiencia requerida, entonces no perderé mi tiempo postulándome”

Si bien es cierto que la mayoría de los reclutadores buscan que la experiencia de los aspirantes sea igual o mayor a la que se especifica en el anuncio, esto no significa que se basen únicamente en este aspecto para contratar a alguien. Pues en muchas ocasiones encuentran candidatos que a pesar de su corta experiencia presentan un gran conocimiento en su área de trabajo y demuestran que tienen todas las habilidades para hacer una excelente labor, por lo que deciden hacer una excepción.

Entonces si encuentras una buena oferta no temas a postularte. Eso sí, intenta hacer un excelente CV y prepárate muy bien para demostrar que eres el mejor. Por otra parte, ten presente que en muchas ocasiones las empresas optan por contratar a un candidato con una menor experiencia porque le pueden ofrecer un sueldo por debajo de lo establecido y así ahorrar algo de dinero.

“Conseguir trabajo es muy difícil para alguien como yo”

Aunque tu experiencia en anteriores trabajos no haya sido la mejor, aunque te hayan despedido, o tu edad no sea la más apropiada para conseguir empleo, ten presente que tanto tu actitud como tu preparación pueden ser cruciales para conseguir el empleo de tus sueños. Así que intenta aumentar la confianza en ti mismo, demuestra que eres una persona responsable y comprometida con todo lo que hace, que estás dispuesto a enfrentar nuevos retos y a dar lo mejor ti para que la compañía progrese cada día más.

Seguramente, el reclutador al darse cuenta del tipo de ser humano que eres y de todas las habilidades que tienes tendrá muy en cuenta tu perfil a la hora de tomar una decisión. Incluso, si no te contratan, lo más probable es que cuando haya una nueva vacante te llamen de nuevo y te den la oportunidad de mostrar todo lo que sabes hacer.

“Me han rechazado en muchos trabajos”

Ten presente que el hecho de que no te hayan aceptado en varios empleos no significa que ya se acabaron de conseguir el empleo de tus sueños, significa que hay algo que está fallando y definitivamente necesitas corregirlo.

Así que empieza por recordar los motivos por los cuales te han rechazado en anteriores empleos y haz todo lo que esté a tu alcance para mejorar en cada uno de estos aspectos. De igual manera es muy importante que investigues cómo puedes impresionar con tu CV y cómo tener éxito en una entrevista laboral. Para terminar, si tienes la posibilidad de contactar personal de la compañía donde quieres trabajar no dudes en hacerlo, esto te puede ayudar a conocer mejor cómo es el ritmo del trabajo, el ambiente laboral y cuál es la realidad del puesto que quieres ocupar.

“Nunca voy a conseguir el trabajo que quiero”

Bueno, si antes de postularte ya estás pensando que no vas a ser aceptado seguramente todo va salir mal. Ten presente que necesitas tener una buena actitud y demostrar que te sientes muy seguro de tus capacidades, pues así el reclutador sabrá que puede confiar en ti y que si te aceptan vas a realizar una buena labor.

Por otro lado, cabe mencionar que los pensamientos negativos únicamente hacen que tus nervios aumenten y que te sientas mucho más inseguro, lo cual te puede afectar muchísimo al momento de la entrevista. Entonces en lugar de pensar en las cosas malas que pueden suceder si no te aceptan para ocupar dicho puesto, piensa en todas las cosas buenas que puedes obtener si te contratan. Esto te permitirá estar mucho más tranquilo, y si te hacen algún tipo de prueba te podrás desempeñar mejor y tendrás mayores posibilidades de ser contratado.

Deja un comentario